Hotel Rural A Velha Fabrica | Oleoturismo

    Información

    Hotel Rural que nace en 2006 sobre una antigua fabrica de mantas y aceites. Trabajamos para ofrecerte un trato personalizado que no encontrarás en otro lugar que hará que te enamores aún más de Sierra de Gata.

     

    A Velha Fabrica es un precioso Hotel Rural ubicado en plena Sierra de Gata (Extremadura), situada al Noroeste de la provincia de Cáceres y al sur de la provincia de Salamanca, en el pueblo de Valverde del Fresno. Se levanta sobre los restos de una vieja fábrica de textiles y aceites del siglo XIX. Posee todo tipo de comodidades para hacer que su estancia permanezca en su memoria como un recuerdo imborrable.

    A Velha Fábrica dispone de dos zonas bien diferenciadas:

     

    El hotel, con 10 amplias habitaciones con baño incorporado y en otro edificio 8 acogedoras habitaciones con amplísimos salones, baño incorporado y entrada independiente directa desde el exterior.

    El Hotel cuenta con amplísimas zonas comunes, jardines, aparcamiento, parque infantil, salón social, cafetería, terraza, piscina, y restaurante para hacer su estancia lo más cómoda y confortable, así como para la posibilidad de realizar celebraciones.

    Cuenta con un excelente restaurante, con menú diario y ofrecemos una amplia carta, buscando platos sanos y a su vez elaborarlos en la medida de lo posible con productos de la SIERRA DE GATA.

    A Velha Fábrica es ahora la fábrica de tus sueños.

     

     

    Localización
    Not Available
    Today's work schedule is not available
    • Monday

      Open 24h

    • Tuesday

      N/A

    • Wednesday

      N/A

    • Thursday

      N/A

    • Friday

      N/A

    • Saturday

      N/A

    • Sunday

      N/A

    • 19 enero, 2020 10:40 local time

    Formulario de Contacto

    Al usar este formulario accedes al almacenamiento y gestión de tus datos por parte de esta web.

    chat
    Add a review
    Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola